Pero no nos casamos!

No siempre hay que casarse para hacerse una sesión de pareja. O pueden ya estar casados, claro.

Quién no recuerda las fotos de sus padres de jóvenes, en su casa o apartamento, en aquel barrio, en aquella calle. “La casa donde vivíamos cuando nos casamos”, “la casa de solteros” o “la casa donde vivíamos antes de que vos nacieras.”

El barrio y dónde nos movemos en una época siempre nos define y queda en nuestros recuerdos. Me encanta la idea de fotografiar eso. La rutina en los lugares de siempre. Su casa, la parada del ómnibus, una esquina, un cordón de vereda, el súper, por qué no.

¿Se animan?

We’re on our way home.